Metodología

A la hora de analizar los usos del patio y de transformarlo tenemos en cuenta cuatro claves:

# Coeducación

# Sostenibilidad

# Educación transformadora

# Participación y cocreación

En cada colegio el proceso consta de cinco fases que pueden concretarse de formas diversas en cada centro:

  1. Creación de un Grupo Motor que articule todo el trabajo que incluye a profesorado, familias y agentes clave.
  2.  Diagnóstico participativo: identificación de necesidades y elaboración de propuestas de cambio. Estará dirigido a toda la comunidad: alumnado, profesorado y familias.
  3. Materializar deseos: elaboración de propuestas y transformación física de los patios a través de jornadas de trabajo colectivo intensivas con la comunidad educativa, priorizando el uso de materiales reciclados y la autoconstrucción.
  4. Jornadas de puertas abiertas en el barrio/pueblo. Será una jornada lúdica, que sirva también para el fortalecimiento de las relaciones entre los colegios y las personas y proyectos que forman parte de la Red de patios inclusivos y sostenibles.
  5. Dejar huella y cuidar: elaboración de crónicas y vídeo-reportajes con claves e indicadores del proceso, que sirvan como herramienta para replicar el proyecto en otros centros.  Y elaboración de protocolos de cuidados y mantenimiento del patio.

Además, se realiza una evaluación transversal: después de cada fase, se evalúa a nivel interno por parte de las diferentes entidades que trabajan en el partenariado del proyecto. Además el grupo motor realiza una reunión de evaluación al final del proceso.